lunes, 15 de junio de 2009

Lluvia Púrpura


¿Por qué es la lluvia la que nos recuerda desdichas pasadas y al mismo tiempo nos trae la más pura y absoluta FELICIDAD?

Pateando charcos, riendonos, chorreando ternura como agua por el pelo. Con la ropa empapada y la sonrisa mutua tatuada. No, no me acuerdo haber sido alguna vez tan feliz como ese día.


Desde el dormitorio, ella me llamó. Se había levantado, así, envuelta en la frazada, y estaba junto a la ventana mirando llover. Me acerqué, yo también miré cómo llovía, no dijimos nada por un rato. De pronto tuve conciencia de que ese momento, de que esa rebanada de cotidianidad, era el grado máximo de bienestar, era la Dicha. Nunca había sido tan plenamente feliz vomo en ese momento, pero tenía la hiriente sensación de que nunca mas volvería a serlo, por lo menos en ese grado, con esa intensidad.
Eternamente, Mario Benedetti