viernes, 20 de febrero de 2009

El azúcar se tambalea en su taza, y pienso cuántas manos tocaron esta moneda desde su emisión hasta mi caricia.

Y pienso también otras tantas cosas estúpidas que debería anotar por si algún día dejasen de parecérmelo.

Y
entre otras cosas pienso en el azul de tus ojos,

sobre el cual anoto de inmediato,

no por miedo a olvidarlo...







sino por querer leerlo una y otra vez.

1 comentario:

Un extraterrestre. dijo...

Hola :) Te extraño ¿Cuándo nos vemos? ^^
Natus :)