sábado, 23 de agosto de 2008

Carta a Ella

Se muy bien que la cosmogonia, no esta de acuerdo con que nuestas estrellas paseen juntas por el jardin de los astros. Tambien se muy bien que tu rayuela no tiene un cielo para mi. Se muy bien que cada vez que se pronuncia mi nombre tus duendes chillan de dolor y tus magnolias se paralizan en el viento.
El tiempo pasa y a veces siento que te tengo tan cerca como lejos, tan extraña como conocida. Te aprecio muchisimo sin siquiera saber tu nombre, y aun asi mis pasos no son tan veloces como los tuyos. Me lastima pensar qeu no te das cuenta lo mucho que te necesito, cada vez que camino mis pasos cantan tu nombre. Cada vez qeu grito mi garganta supura tus ojos. Cada vez que lloro mis lagrimas solo dicen tu nombre...tu nombre..Tu nombre...una y otra vez. Y vos seguis asi, jugando, saltando, riendo, ajena a mi desidia.Crees que con chupetines endulzas al gigante, pero solo lo haces un poco mas vicioso de aquel sabor que tienen tus besos, Tus abrazos en la lluvia...
Mis manos de nicotina, tus lienzos de tiza, tu piano de piernas, mi guitarra de versos. Me soplaste cientos de canciones al oido, aun cuando tus labios lejos estaban. Tu antigua camisa se desabrocho sola ante mis ojos, alguna noche en que las velas eran cortinas. Pero ya no...ya no estan se han ido. Junto a aquel aroma a tierra mojada...cuanto lo extraño...no te das una idea...


Autor: El Poeta Psicodélico, el que ve poesía en el asfalto, o más sencillamente, Fede.

No hay comentarios: